Categorías
Enseñar ábaco japonés

¿Qué método utilizar para realizar cálculos?

Conocer opciones diferentes para resolver operaciones es enriquecedor, favorece la creatividad y el pensamiento divergente.

¿Por qué introducir el ábaco japonés en clase?

La enseñanza del cálculo, como parte de la asignatura de matemáticas, se enmarca dentro una educación que tiene como objetivo la adquisición de competencias clave: Se debe dotar al alumnado no sólo de conocimientos, sino de habilidades y actitudes, que le ayuden a motivarse a aprender y a aplicar los conocimientos en diferentes situaciones.

¿Son capaces los niños y las niñas de realizar cálculos mentales y estimaciones en su vida diaria fuera de las aulas? ¿Disfrutan aprendiendo cálculo en clase? ¿Respondemos a la diversidad de ritmos de aprendizaje que hay en el aula?

Para introducir el ábaco japonés en el aula basta con unas nociones básicas, que se pueden aprender en poco rato. Lo importante es dejar al alumnado espacios de experimentación para que descubran, colaboren y se ayuden entre si. La metodología propuesta en Soroban en la escuela está pensada para maestros y maestras con apenas conocimientos en ábaco japonés pero con ilusión por la enseñanza y por potenciar lo mejor de su alumnado.

Quien se atreve a enseñar no debe de dejar de aprender nunca

¿Por qué aprender el ábaco japonés en casa si en clase aprende de otra manera?

¿Si en clase le enseñan de un modo que es el que yo entiendo, de qué sirve que aprenda ábaco japonés en casa si va a llegar a la misma solución?

Los dos caminos son diferentes y es importante avanzar despacio y con confianza, entendiendo lo que se hace y disfrutando del proceso.

El ábaco japonés, le ayuda a ganar confianza en si mismo, contribuye a mejorar su concentración y atención, le ayuda a encontrar nuevas estrategias de razonamiento y a ganar seguridad. Soroban en casa le permite avanzar a su ritmo en casa y obtener todos los beneficios asociados a su uso.

Las opciones suman y enriquecen, en ningún momento restan o entran en conflicto.

Lo importante es aprender para la vida

Ofrecerles diferentes opciones para operar con los números, es enriquecedor, les enseñamos que no hay una sola manera de llegar a una solución.

Recuerdo que mi hijo vino un día a casa y me dijo con orgullo que le había explicado a su maestra que él realizaba las operaciones de otro modo. Le explico cómo lo hacía y a la maestra le gustó mucho el método y su actitud. Me lo dijo en cuanto llego a casa con gran satisfacción.

Si son los niños los que escogen y deciden que camino seguir cuando tienen varias alternativas, les ayuda a auto afirmarse.

Aprender a realizar operaciones con el ábaco, es más que un camino alternativo, es una manera de ver y operar con los números que les servirá para el resto de su vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *