Categorías
Enseñar ábaco japonés

Motivar para aprender en el aula

Lo que uno visualiza y lo que uno ve con la suficiente claridad, en colores vivos, se produce. Siempre que uno esté dispuesto a esforzarse para conseguirlo, se produce. Se ha demostrado que tenemos mejor memoria para las imágenes que para las palabras. Que el hecho de coordinar el aprendizaje mediante el color mejora la memoria.

El objetivo de aprender a utilizar el ábaco es llegar a tener un ábaco mental con el que operar. Aprender a realizar cálculos mentales con el ábaco japonés, es aprender a visualizar en la mente cuentas de colores en movimiento.

Nuestro entusiasmo por nuestra asignatura, por nuestra profesión, por los jóvenes y por la vida se transmite. No dejes de aprender nunca y enseña con pasión e ilusión. Fomentemos y adoptemos unas expectativas y unos niveles altos y positivos.

Muchos maestros y maestras que han descubierto el ábaco japonés, se han ilusionado con los números y han vuelto a sentirse niños y niñas, primero ante la dificultad que conlleva el comprender cómo funciona, y después la ilusión y satisfacción que produce cuando se entiende su funcionamiento.

El estado de aprendizaje ideal, segun Csikszentmihalyi, es aquel que combina unos elevados niveles de desafío con unos bajos niveles de estrés, algo que el autor denomina “fluir”. Nuestro autentico potencial sólo empieza a despegar cuando comprendemos que lo que queremos depende de nosotros, y sólo de nosotros. Una de las mejoras maneras de mantener el control en el aula es cederlo. En control como el respeto se adquiere por el hecho de cederlo. La confianza es la forma más elevada de motivación.

En Soroban en la escuela proponemos un método de aprendizaje donde los alumnos y alumnas son los protagonistas de su propio aprendizaje. En la siguiente imagen os muestro los pasos que se siguen:

Cuanto más usamos nuestro cerebro, más lo podemos usar; cuanto más aprendemos, más podemos aprender. Para mejorar nuestra inteligencia y nuestra creatividad, deberíamos procurar aumentar el número de combinaciones que hacemos, para maximizar la red de posibles meandros.

La constancia y repetición son muy importantes para consolidar conocimientos. Dedicarle todos los días 10 minutos a trabajar con ábaco japonés son suficientes para obtener grandes beneficios.